• 31 de May, 2017

'Los LÓBULOS DE LAS OREJAS también existen y se deben tratar!

 Una de las zonas del rostro a las que le dedicamos menos miradas y por supuesto menos cuidados son los LÓBULOS DE LAS OREJAS. Parece que sólo nos acordamos de ellos cuando queremos lucir esos fantásticos pendientes que nos hemos comprado recientemente pero, ¿y lo que hay debajo?, ¿es que la piel y el tejido de los lóbulos no está vivo y necesita también cuidados específicos?

¿Qué errores cometemos habitualmente?

  • Creer que las cremas faciales sólo son para la zona del rostro y las cremas de cuello exclusivamente para el cuello…¡ERROR!
  • Dormir con los pendientes puestos…¡ERROR!

Os recomendamos:

  1. No olvidar aplicar diariamente crema hidratante / nutritiva también en los lóbulos de las orejas. Cualquiera de las dos cremas, facial o de cuello, será perfecta para esta zona.
  2. Toma el hábito de quitarte los pendientes siempre al acostarte, ya que los movimientos durante la noche puede favorecer los desgarros lobulares.

En Institut Saurina de Pomaré queremos transmitiros la idea de que el cuidado estético personal debe ser global y que olvidarnos de zonas tan importantes como los lóbulos de las orejas. no hará más que acentuar los signos de edad y puede llegar incluso a “eclipsar” los resultados de otros tratamientos.
A medida que el ser humano envejece, las orejas continúan su crecimiento y caen por efecto de la gravedad. Este factor de envejecimiento natural, unido al uso de pendientes no siempre adecuados, producen una serie de cambios en los lóbulos de las orejas que es imprescindible corregir para evitar los signos de dejadez y envejecimiento que conllevan: la almohadilla pierde volumen y tersura, se descuelga y desvitaliza y en ocasiones incluso los agujeros se rasgan.

¿Qué producto se infiltran para proporcionar relleno al lóbulo de las orejas?

Según las necesidades del paciente y después de un exhaustivo diagnóstico médico, utilizamos ÁCIDO HIALURÓNICO de alta o media densidad que contiene lidocaína para proporcionar cierta anestesia local que hace mucho más tolerable el tratamiento.
El lóbulo de la oreja es una zona con poca sensibilidad y suele ser uno de los tratamientos más tolerables. Aún así, para minimizar al máximo cualquier sensación desagradable, aplicaremos siempre un anestésico tópico unos 20-25 minutos antes del tratamiento.

¿Cuántas sesiones suelen ser necesarias y cuanto duran los resultados?

En una sola sesión suelen obtenerse los resultados deseados y la duración de los mismos varía según las características individuales de cada paciente (entre 9 meses y un año aproximadamente). El lóbulo de la oreja es una zona que se moviliza poco, por lo que los resultados suelen durar más que en otras zonas del rostro.

¡Observa tus lóbulos, reserva cita para un diagnóstico en Institut Saurina de Pomaré y déjate sorprender por unos resultados inmediatos!

 

 

Si quieres compartir...  

Últimas noticias