• 20 de Jul, 2017

Pies sanos e hidratados este verano ¡PISANDO FUERTE!

Cuidar los PIES no es sólo una cuestión estética, sino también de salud ya que influyen de forma determinante en nuestro bienestar general.

Aunque suelen ser los grandes olvidados del cuidado corporal durante la mayor parte del año, ahora pasan a ser los protagonistas del verano y se deben “lucir” perfectos.

Hay 5 factores clave que siempre debes tener en cuenta a la hora de cuidar tus pies:

1) HIGIENE DIARIA: sumérgelos en agua tibia durante diez minutos y lávalos con algún jabón refrescante. Si los notas cansados añade unas gotitas de aceite esencial o aroma de menta o romero, para relajarlos. Luego sécalos con mucho cuidado, sobre todo entre los dedos, para evitar infecciones.

2) EXFOLIACIÓN: utiliza 2 ó 3 veces por semana un producto exfoliante con partículas de arrastre que, aplicado con la ayuda de un guante de crin, mantendrá la piel de vuestros pies perfecta y suave al tacto durante todo el verano.

3) HIDRATACIÓN MÁXIMA: aplica todos los días, mediante un profundo masaje, una buena crema hidratante específica que evite la deshidratación y la transpiración.

4) PEDICURA PERFECTA Y ESMALTE IMPECABLE: en Institut Saurina de Pomaré os recomendamos realizar pedicuras de forma regular para controlar y tratar las durezas, exfoliar e hidratar y cortar las uñas de la forma adecuada para evitar problemas (idealmente rectas para evitar las dolorosas “uñas encarnadas”).
Y recuerda que, un buen esmalte con los colores de temporada, representará “el toque final” imprescindible.

5) ¡PONLOS EN FORMA!: Si durante todo el año vamos al gimnasio para mejorar nuestro estado físico y lucir un cuerpo de infarto ¿por qué no hacer lo mismo con nuestros pies? Existen una serie de ejercicios que te ayudarán a mantenerlos sanos siempre:

  • Apóyate en los talones y haz giros de derecha a izquierda y de arriba y abajo.
  • Camina sobre los talones.
  • Recoge canicas con los dedos de los pies.
  • Si trabajas de pie intenta moverte y cambiar de zapatos al menos una vez a lo largo del día.
  • Si trabajas sentada mantén los pies elevados unos 10 centímetros aproximadamente, apoyándote en alguna superficie.
  • Si eres propensa a que se te hinchen los pies, un buen remedio es sumergirlos en agua con sal, alternando los baños de agua fría con caliente para activar la circulación.

Y no desaproveches el buen tiempo y el verano para caminar descalza por la playa, ya que además de contribuir a realizar una exfoliación natural, harás un magnífico ejercicio para fortalecer también todos los músculos de las piernas y mejorar la circulación.

                                                    ¡MIMA TUS PIES Y DISFRUTA DEL VERANO!
 

Si quieres compartir...  

Últimas noticias